la rajita de ainhoa lo goza con dos de nuestros enormes consoladores