los fontaneros siempre se salen con las suyas, sobre todo con las viciosas